Reflexiones rápidas (a la par que tontas) 2

20 09 2010

Cuando uno va a museos o a ciudades de turismo, generalmente se harta de ver estatuas. Figuras en piedra, bronce o mármol (que es piedra, pero más) de militares, reyes, escritores y demás figuras de renombre. Es así, no le demos más vueltas.

Pero yo digo… ¿cuándo lo dejamos? ¿Ya no se hacen esculturas? Las más modernas (con figura antropomórfica, se entiende) son de algunos escritores de la generación del 27, pero con la llegada de las vanguardias, pareciera que nos hemos olvidado de representar escultóricamente a los grandes. Entendería una estatua de Nadal, reivindico una de Punset. En fin, bienvenidos a mis devaneos mañaneros 🙂