Una pequeña muestra: la viñeta cómica en el franquismo

18 06 2010

– Chica, ¿qué es de tu vida?

– Pues aquí la tengo, donde siempre.

– Me habían dicho que ya no la tenías ahí.

– A mí también me lo habían dicho, pero no es verdad. Si no la tuviera aquí, lo sabría yo.

– No vale la pena de morirse. ¡Para cuatro días que vive una!

– Yo vivo cinco.

– ¿A verlos?

– Aquí no llevo más que dos. Los otros tres los tengo en casa.

– Haces bien. Nunca sabe una lo que puede pasar. ¿Y esos niños son tuyos?

– No. Me los acabo de encontrar.

– Pues parecen buenos. A lo mejor son de alguien.

– Si fueran de alguien estarían envueltos en un papel.

– Eso es verdad. ¿Y tu novio?

– ¿Cuál? ¿El alto y gordo?

– No. El delgado y bajito.

– ¿Ese rubio con bigote?

– No; aquel moreno y con barba.

– Reñí con él. Todos los hombres son iguales.

– Eso también es verdad, chica…

Publicado en La Codorniz





Vamos a patear algunos culos…

5 06 2010

Qué cosas, ¿eh? Hace dos días prometí no pasarme por aquí hasta finalizar exámenes… y aquí me tenéis de vuelta. Bueno, han pasado cosas. Ahora tengo más tiempo, he ganado unos minutos al día (a costa de haber perdido cosas mucho, mucho más importantes, pero bueno… seamos positivos), así que puedo hacer una breve reseña de algo que lo merece con creces. Entro en materia.

Como algunos ya sabréis, esta semana se celebra la fiesta del cine. Básicamente, los que hayáis ido al cine ayer u hoy, o tengáis pensado hacerlo mañana, habréis sido / seréis recompensados con una especie de panfletillo que servirá para entrar a bastantes salas de cine por solo 2 euros. Y, amigos, aunque esto deberían hacerlo una vez al mes al menos, es una oferta que hay que aprovechar. Así que he confeccionado una pequeña lista de títulos que merecería la pena ver por ese precio (Robin Hood, The Crazies, Avatar -que aún la dan en Kinepolis-, un ciudadano ejemplar…) y he pensado en la que me apetecía ir a ver hoy. Y la ganadora ha sido…

Kick Ass. Y creo que es una de las mejores películas que podrían habérseme cruzado por delante ahora mismo. En una época en la que hace falta reírse (a nivel general y, qué caray, a nivel personal me viene genial también), la película me ha dejado satisfecho en todos los sentidos. Hasta por la parte de Nicolas Cage me he llevado una sorpresa agradable. La trama es sorprendentemente original y coherente. Con tanto friki suelto, solo hacía falta un empujoncito (un empujoncito con un buen par de tetas, claro) para que un par de cables se giraran en la cabeza de uno de ellos (de los frikis) y, en fin… un poco de neopreno verde por aquí, un par de palos por allá: ya tenemos a nuestro héroe perfectamente ataviado.

Una de las frases más interesantes es una que dice el protagonista (Dave) cuando se está autoconvenciendo de que convertirse en super es lo más coherente del mundo: “Por supuesto, el mundo no tiene por qué tener super héroes. Bien, no tendría por que… pero es que lo que sí hay son super villanos”. Y qué razón tiene. Así que también tenemos un malo (o un par). También tenemos compañeros, maestros, némesis, la chica, los amigos, los aparatejos de matar… ¿qué nos falta? Ah, sí. Un par de cosas.

Lo primero, una banda sonora alucinante. Absolutamente apropiada en todo momento. Mención especial a la que estoy escuchando ahora (The Dickies – Banana Splits). Pero hay que verla en la película. No se me ocurriría una canción mejor para ese momento. Los colores, muy bien elegidos, hacen juego con la música (sonocromatismo, que dicen), y se crea una sinfonía sinestésica en algunos momentos dignos de mención. Lo segundo (y último): el humor. El género épico-humorístico está poco explotado, lo cual es una auténtica pena. Merece un empujoncito, y creo que esta película se lo da. En una dirección más que correcta.

En fin, otra más que digna adaptación de cómic. No lo he leído, vale, solo he tenido oportunidad de echarle un ojo en la fnac, aunque prometo hacerme con él tan pronto como me sea posible. Por lo que he podido ver, de cualquier modo, la película no deja flecos. Ya comentaré más al resepcto =).

Nada más. Hoy no hay más ratos, que tengo que ducharme y ponerme a trabajar. Mi depresión y yo nos vamos a refrescar un poco =) Pero antes, una buena razón para ver la película: este personaje lo vale por todos los demás. Ahí lo dejo.

Escuchando ahora: Sparks – This town ain’t big enough for the both of us (Kick Ass OST)





El hombre de hierro está que lo tira

2 05 2010

Pues sí, lo habéis adivinado todos. Anoche fui a ver Iron Man 2, el retorno del Marvel-hero más irónico, engreído, presuntuoso, etc. que ha parido madre. Y… ¿qué puedo decir de ella? Pues poco bueno, la verdad. Si habéis visto la primera, pues tampoco esperéis algo mucho mejor. De hecho, yo diría que empeora. Lo bueno de una película como esta son las peleas, el pim pam pum de los cohetes y las balas, los efectos especiales alucinantes… pero debe ser que se gastaron todo el presupuesto en los 5 minutos de película que sale Samuel L. Jackson interpretando a Nick Furia (como ya se vio en la escena oculta de la primera entrega). No digo que los efectos sean malos. Digo que no lucen. Las batallas son pobres y poco espectaculares, y el enemigo principal, el ruso Ivan Vanko, deja mucho que desear. Dos collejas y a casa.

En cuanto a los actores… bueno, ninguno lo hace especialmente mal. El señor Downey Jr. llega a dar un poquito de rabia en algunas partes, pero, de nuevo, ninguno luce. Bueno, he de decir que se salva la señorita Scarlett Johansson en el papel de Natasha Romanoff, que lo hace considerablemente bien teniendo en cuenta el elenco del que se rodea. Y no me refiero solo a sus curvas, que ya os veo a todos venir…

Codo con codo con Iron Man está Máquina de Guerra, el colega Don Cheadle, que no pasa de secundario sin más. Una pena, una buena pareja de tíos de hierro hubiera causado más impacto. Ah, bueno, y cómo olvidarnos del malvado cerebro forrado de pasta, némesis de Tony Stark: un Justin Hammer interpretado por Sam Rockwell, a quien no veo hacer algo pasable desde la Guía del autoestopista galáctico, y porque tenía que hacer de payaso consumado (Zaphod Beeblebrox, qué grande). De hecho, es tan repulsivo en esta película (su personaje, digo), que los dobladores se han ensañado con él y le adscriben frases tan ridículas como “oh, ha saltado el cruzafuegos”. ¿¡Cruzafuegos!? O lo dejas en ‘Firewall’ o lo traduces bien: Cortafuegos. No es la única pifia en sus intervenciones, ya lo digo. Lástima que no merezca la pena ir a verla otra vez en VO.

Por lo demás… una BSO decente, con AC/DC por ahí de por medio. Sin demasiada escenografía (no salen de 3 ó 4 escenarios principales) y con movimientos de trama un poco revoltosos. Lo mejor, supongo, las alusiones a otras figuras Marvel. Hay una muy, muy clara al Capitán América, pero por lo que parece, solo la he visto yo. ¿Estaré equivocado? Si alguien la ha visto, por favor, que me lo confirme. Y una escena final oculta (me costó aguantar todos los créditos, de verdad) que también deja una puerta abierta a otro héroe. Esto no lo quiero reventar, pero es una adaptación que ya se conoce. También recuerdo que al final de Hulk, aparecía Stark hablando con el coronel, pero de aquella relación más no se ha vuelto a saber… ¿qué estarán tramando? Ahora que Disney ha comprado la Marvel, uno puede esperar cualquier cosa.

Más ratos de hoy:

  • Literatura // Sigo recomendando encarecidamente leer a Terry Pratchett. Casi espero el momento de irme al gimnasio para sentarme en la bici y coger el libro.
  • Revistas // Me compré el número 2 de ‘Redes’, la revista de Punset. El formato artículo siempre me ha gustado: información en pequeñas columnas fáciles de leer. Si encima vienen de uno de mis catalanes favoritos… Recomendada.
  • Cine // También vi El año que vivimos peligrosamente. Me encantó, una maravilla de película. Pinta Indonesia como un agujero infernal, pero aún te cautiva y… tengo ganas de conocer Yakarta, más no puedo decir. Y sí, vaya chorrada, dejar esto para un “más ratos” y hacer una entrada entera sobre Iron Man. El mundo está loco…