Chistes disfrazados de cosas serias

26 09 2010

No nos damos cuenta muchas veces de la cantidad de cosas graciosas que ocurren a nuestro alrededor. Estos días me han pasado unas cuantas, así que quiero compartirlas con vosotros para que os deis cuenta de lo interesante que puede ser un simple paseo por la calle si lo miramos desde el punto de vista oportuno. Vamos allá.

Lo primero de lo que quería hablar es un titular que leí en el twitter de @el_pais, y que reza así:

El arzobispo de Canterbury […] dice a The Times que no ve problema en que haya obispos gays, siempre que no mantengan relaciones sexuales porque la tradición y la historia dictan que los clérigos deben ser célibes.

Ah, sí, nuestras viejas amigas. Tradición e historia. Pese a que es la declaración más tolerante que he escuchado por parte de la iglesia en los últimos días meses años siglos, sigue pecando de un increíble toque hipócrita que no deja de sorprenderme. Es como ponerle a un niño delante dos platos, uno con golosinas y otro con fruta, y decirle: “¿qué prefieres?”, y en el mismo momento en que el niño vaya a agarrar la primera golosina, retirar los platos y decirle con una mirada paternalista y una sonrisa condescendiente “da igual, no puedes comer de ninguno”. Vamos, que a Dios rogando y con el mazo dando. Pero dando bien, donde duele. Me encantaría haber visto la cara del arzobispo de Canterbury. Seguro que ha soltado una carcajadita y ha dicho algo así como whatever. Miradle la cara y decidme que no. Y mientras, la tradición y la historia, alejadas ya de cualquier otra institución con un mínimo de sentido común, espoleaban sus palabras entre risas y llantos. Pues muy bien, hombre, muy bien.

En otro orden de cosas, el tema de la huelga está dando para mucho. Por supuesto, los sindicatos no tienen razón, y por supuesto, el gobierno, la oposición o cualquier organismo político tampoco.

-Oiga, perdón, es que los sindicatos también son un organismo político.

Ah, vale, disculpe. No sé en qué momento pensé que representaban al trabajador. ¿Cuándo se presentará UGT a unas elecciones generales? Al tiempo. Pero en fin, al grano. El caso es que vuestro amigo Rubén daba un paseo agradable una bonita mañana de septiembre cuando su paz se vio turbada por una furgoneta blanca, grande, empapelada de carteles con el mensaje “ASÍ, NO”. Me gustaría hacer notar que, por mucho que hagamos una pausa, esa coma no es del todo correcta, pero ya está, lo dejo ahí. La furgoneta (con altavoz incluido, por supuesto), iba lanzando mensajes panfletarios (malditos comunistas) sobre la necesidad de ir a la huelga, la importancia de ello, y todas esas cosas, al tiempo que una mano misteriosa asomaba por la parte de atrás y lanzaba una ingente cantidad de panfletos a las calles de mi barrio. Que no es el más bonito, pero caray, venir a tirar papel al suelo… ¿lo veis? Es un ejemplo precioso del significado de los sindicatos: antigüedad. En su momento sirvieron para ensalzar la figura del obrero, sí, pero me parece que tienen que renovarse un poco. Mucho, en realidad. Igual que tienen que aprender que el tema de las octavillas era de una época ajena a Internet, la televisión o la radio, tienen que saber que el empresario de ahora no es el de hace cincuenta años.

Pues nada, la misteriosa mano de los papeles se ha apeado del aparato (previa detención de este, claro), y ha empezado a encasquetar la mercancía directamente en mano. Dos de los receptores del mensaje han optado por manifestar su opinión: “nosotros no vamos a ir a la huelga, no está la vida como para perder trabajo”. La mano misteriosa se ha vuelto a subir a la furgoneta, esta ha arrancado, y, mientras se alejaba, la cabeza perteneciente a la mano misteriosa ha asomado por la ventana para emitir una bárbara serie de exabruptos hacia la pareja de esquiroles malnacidos. Ha salido tal repertorio de insultos que habrían escandalizado al mismísimo (ponga aquí el nombre de su tertuliano/a favorito/a). Y a mí me ha dado la risa al pensar en el respeto que los sindicatos han pedido, en el derecho a la huelga que han pregonado tan airosamente. Imaginad que esto es una película (no, no lo es, por desgracia, pero vamos a extrapolarnos un poco para ver las cosas con perspectiva). Los malos en el poder, riéndose de nosotros, los pobres obreritos. Los buenos corruptibles (los sindicatos) perpetrando malévolos planes en su cúpula del mal:

-Lo que tenemos que hacer es cortar los transportes. Si dejamos a la gente sin transporte, no irán a trabajar, y así parecerá que han secundado la huelga. Es brillante, camaradas, mwahahahahahaha.

Y entre tanto, nosotros, los afectados, sin darnos cuenta de lo que realmente nos hace daño y, por tanto, sin poner soluciones. ¿Lo voy a decir? No. Allá cada cual con su conciencia. Yo prefiero reírme de la situación y hacer lo que pueda desde aquí. Es mejor, y más sano. Pero no voy a dejar de remarcar lo paradójico de la situación:

Pues eso. Me han pasado más cosillas, pero creo que me las voy a dejar para el siguiente recopilatorio. Por hoy, con estas dos, ya vamos bien. Y si no os parece gracioso que un arzobispo tome el pelo a la comunidad homosexual (aunque solo se haya referido a los curas, pero es extrapolable) o que unos jóvenes entusiasmados por una causa que no conocen increpen a unos ancianitos por la calle a gritos intentando representar unos ideales… pensadlo otra vez.

Por cierto, quería comentar que estoy en una fase un poco experimental con el blog. Ya habéis visto que he subido cuentos, diálogos, seguiré con el experimento literario… y quién sabe, quizá hasta me anime a subir algo de poesía. Me gustaría conocer opiniones al respecto, que esto crece gracias a vosotros. Por supuesto, seguiré con mis inquietudes y reseñas de cultura (las que pueda), y espero poder expresar este curso también algunas cosillas sobre la fonética, que es, al fin y al cabo, a lo que me dedico. ¡Decidme, amigos!

Anuncios




Dueños de las palabras

26 08 2010

¿Creéis que alguien puede hacerse dueño de una palabra? No me refiero a registrar una marca para que nadie más pueda usarla, o a inventarla y emplearla en un dominio restringido. Estoy hablando de crear una palabra y hacerla completamente tuya, con todos sus rasgos fonéticos, morfológicos, su comportamiento sintáctico y sus versatilidades semánticas. Tuya por completo. En mi opinión, resulta absurdo decir ser dueño de un sufijo. Pero parece que a los señores de Facebook las cosas absurdas les molan mogollón.

Me encuentro hoy con un meneo que afirma que los señores del caralibro han demandado a una red social de profesores por emplear el sufijo -book (Teachbook, se llama la página). Aquí hay dos cosas que discutir, así que vamos por partes.

Primero: ¿es realmente -book un sufijo? Hasta donde yo veo, el nombre de la red social Facebook es una palabra compuesta. Compuesta por dos palabras, concretamente: Face (cara) y Book (libro). Una traducción podría ser algo como “libro de caras”, en tanto que es una especie de álbum de personalidades. Una palabra compuesta no es una palabra derivada. Una palabra derivada, dicho pronto y mal, es aquella palabra que se modifica mediante afijos (ya sean prefijos, sufijos, infijos, interfijos o circunfijos) con la posibilidad de cambiar de clase gramatical. Un ejemplo de cada

  1. Prefijo: a la palabra “instalar” le añadimos el prefijo “pre-” y queda “preinstalar”.
  2. Sufijo: a la palabra “orar” le añadimos el sufijo “-ción” y queda “oración”.
  3. Infijo: para poner “cualquiera” en plural, añadimos el infijo “-es-” en el interior de la palabra, quedando “cualesquiera” (y no “cualquieras*”, que ya os veo venir).
  4. Interfijo: no tiene significado, pero se usa para evitar la cacofonía. Para hacer el diminutivo de “pez”, no decimos “pecito”, sino “pec-ec-ito”. Ese -ec- central es un interfijo.
  5. Circunfijo: son los que más molan, porque rodean y acorralan a la palabra. Ocurre con verbos como “enlatar” o “enrojecer”, a los que se les ha añadido simultáneamente el prefijo “en-” y el sufijo verbal “-ar” (o “-er”, “-ir”). Daos cuenta de que no existe el sustantivo “enlata*” ni el verbo “latar”.

Así pues, ¿qué vemos aquí? Que -book no es un sufijo, sino la segunda parte de una palabra compuesta, como puede ser “corchos” en “sacacorchos” o “choques” en “parachoques”. ¿Pueden los señores de Facebook asegurar que la palabra “book” les pertenece? Rotúndamente NO. Es como si la patente de los Cazafantasmas impidiera poner a otras películas títulos que tuvieran las palabras “caza” o “fantasmas”. Ahora vamos con la segunda cuestión.

Segunda: supongamos por un instante, aunque espero que haya quedado claro que no es así, que -book es, efectivamente, un sufijo. Tendríamos que asumir que la palabra que lo soporta es “face”, ya que un sufijo no puede formar palabras por sí mismo. Esto querría decir que quedaría terminantemente prohibido usar el sufijo “-book”, signifique lo que signifique, en ninguna otra palabra. Un caso práctico: voy a inventarme un sufijo, no sé… “-can”, que aporta a la palabra el significado de “ser susceptible de ser levantado por un ser humano de fuerza media”. Y creo una empresa, “Todocan”, que se dedica a crear aparatos susceptibles de ser levantados por seres humanos de fuerza media. Creo libroscan, cochescan, árbolescan, perroscan… y de repente, un ser sin escrúpulos y retorcido a más no poder usa el sufijo (MI sufijo) para decir que el otro día levantó a su abuela del suelo, esto es, pudo abuelacan. ¿Sería lógico que yo denunciara a ese despreciable ser que ha robado MI sufijo? De nuevo, mi respuesta es NO. Si no quieres que nadie use tus sufijos, no los inventes, pero gran parte del enriquecimiento lingüístico está precisamente en la experimentación, la invención de nuevas raíces, etc.

En fin, mi conclusión es esta. Facebook no tiene ningún derecho a denunciar a nadie por usar la raíz (que no sufijo, como ellos dicen) -book en ninguna palabra. Es como si McDonalds decidiera denunciar a todos los que usan el “Mc” y venden hamburguesas. Yo abro un negocio en mi pueblo y lo llamo McTronza, con hamburguesas de carne de caballo. A lo que me huele esto es a miedo corporativo, no a mi pequeño negocio de carne de caballo, sino a la estandarización de unos patrones que hagan que su producto deje de ser original. Pues asúmanlo, señores empresarios. La novedad está bien mientras es nueva. Si quieren seguir montados en el dólar, déjense de “denuncias sufijales” y céntrense en innovar y agradar a su público. He dicho.





La importancia de medir las palabras

20 07 2010

Mientras continúo con mi investigación sobre el fenómeno Zombi, que me está llevando a lugares y disciplinas insospechadas, me he topado con una noticia interesante en 20minutos.es:

Una pareja de padres negros tiene un bebé blanco en contra de las leyes de la genética

Desde luego, la noticia es sorprendente. Después de tanta ficción como nos hemos tragado respecto a las mutaciones, resulta que es momento de congelar esa sonrisilla sarcástica que tenemos todos cuando terminamos de ver X-Men y empezar a pensar en posibles hombres con visión de rayos láser. No, realmente no creo que la cosa llegue hasta ahí, sobre todo porque solo cierto tipo de gente afiliada a cierta doctrina fascista totalitaria pensaría que ser blanco con ojos azules es un super-poder. Pero la cosa es intrigante, ¿no? Los expertos han descartado la infidelidad y que sea albina, así que Nmachi, como ha sido llamada la criatura (recordad: ya no se dice “bebé”, se dice “criatura”), es un auténtico milagro.

Pero claro, este tipo de textos son muy sensibles, y hay que tener mucho cuidado con lo que se dice y con cómo se dice. Porque hay un párrafo en la noticia de 20minutos.es que me ha hecho cuestionarme la ideología “neutral” del periodista en concreto. Y dice así:

[…] esta pequeña, rubia y con unos ojos grandes y azules, parece tener una estrecha relación con lo divino, al menos, si se la compara con sus dos hermanos mayores, ambos de color, como sus padres, se podría decir que en su nacimiento se ha obrado un milagro.

¿Alguien más ve el problema? Parece que el hecho de que la niña sea rubia y de ojos azules está relacionado con lo divino, por lo menos si lo comparamos con sus hermanos, negros (salvando el eufemismo “de color”). Por si fuera poco, parece que el escritor ha querido poner una firma incuestionable, y finaliza el artículo con una frase memorable:

Ella es una bebé milagro, pero aún así, ¿qué diablos pasó aquí? (el subrayado es mío)

No quiero decir con esto que piense que el autor es racista, ni que odie a los negros, ni nada por el estilo. Aparte de que absolutamente todos los niños son un milagro en tanto que representan una nueva oportunidad para una especie (la humana) cada vez más devaluada en el mercado multiversal, claro. Pero no me refiero a eso. Solo es un ejemplo de como, en un momento determinado, cualquiera puede usar nuestras palabras para ponerlas en nuestra contra. Por eso hay que medir mucho, mucho lo que decimos. Recordad que todos somos esclavos de nuestras palabras, y una vez pronunciadas, se forman unos eslabones muy, muy difíciles de romper. Mucho cuidado, familia.

Y mientras escribo esto, mis oídos se deleitan con… Los Excesos // Académica Palanca – Todas sus grabaciones (y algún extra)





Por fin, ¡por fin!

20 07 2010

¿Recordáis que hace poco hablaba de cosas que me faltaban para tener un verano completo? Bueno, pues hoy me ha llegado una de esas cosas que son buque insignia de cualquier época veraniega, que te llenan por dentro y te hacen sentir alguien especial por tener la inmensa suerte de estar viviendo precisamente ESTE verano. No, no hablo de un amor de verano (es pronto para eso), sino del esperado titular…

EL JUNIO MÁS CALUROSO DE LA HISTORIA

Leído en 20minutos.es y seguramente de los creadores del mega titular “hace frío” que ya arrasó este pasado invierno, ¿qué es un verano sin este notición? ¿Alguien está llevando la cuenta de cuántos veranos más calurosos de la historia llevamos? Intentan justificarse proporcionando datos absurdos e incomprobables, como que “El calor del primer semestre no ha superado a los seis primeros meses de 2007”, porque, eh, ¿recordáis? Sí, amigos; 2007 también tuvo…

EL SEMESTRE MÁS CALUROSO DE LA HISTORIA

Sin ir más lejos, uno de los boletines informativos que me llegan cada mañana (el de lainformacion.com) se estructura en varios epígrafes: tecnología, economía, mundo, deportes… Bueno, pues hay uno (ya por abajo) que es “ciencia”. Oh, ciencia, veamos los avances en vacunas, las investigaciones del CSIC (ah, no, que el CSIC ha reducido un 20% las plazas) o las… oh, vaya, si solo hay una noticia. Veamos el titular… ”

Cielo poco nuboso o despejado y temperaturas altas en el centro y mitad sur

Y eso es ciencia. Esas son todas las noticias de ciencia que me llegan cada mañana, gracias a lainformacion.com. Genial, ¿eh? En fin, menos mal que dentro de poco llegará el Corte Inglés a salvarnos, y en un par de semanas empezará a ser navidad en los Grandes Almacenes. Alguien hizo una entrevista al director de la cadena comercial, por cierto, y le preguntó que hasta dónde iban a llevar esa exageración de adelantar tanto las fechas especiales. El hombre contestó que en unos 6 años esperaban haber dado la vuelta completa, con lo que, por primera vez, la navidad del Corte Inglés coincidirá con la del resto de mortales. Eso sí, su eslogan será “ya es navidad del año que viene en el Corte Inglés.

Y escribiendo suena… Mopongo // Académica Palanca – Todas sus grabaciones (y algún extra)





Un ‘reality’ que yo vería

14 04 2010

Curioso por partida doble. Lo primero que me ha llamado la atención es haberlo visto esta mañana en las noticias de TVE1. Estas cosas no suelen aparecer en informativos. Será que nos estamos quedando sin noticias, o que como lo ha publicado Reuters, los medios han tirado de ahí. En cualquier caso, parece que la cosa es lo suficientemente interesante como para aparecer en el informativo.

Resulta que a alguien se le ha ocurrido coger a varios dirigentes hispanoamericanos y meterlos en una isla, al más puro estilo Supervivientes. La idea es sencilla en un principio, pero no deja de ser divertido. El programa se llama La isla presidencial, y son microcapítulos de cuatro minutos en los que vemos a un Evo Morales enamorado de Chávez, una Kirchner buenorra, un presidente de Nicaragua anónimo y un borbón viejo y medio loco. Ah, y soez, vulgar, aficionado a las palabrotas… como siempre digo, no está mal ver cómo nos percibe la comunidad mundial.

En fin, no digo nada más y os dejo el primer capítulo. Ah, sí. Lo que no ha salido en las noticias es que ha estallado un avión en el aeropuerto de Monterrey. ¿Por qué será?

Más ratos de hoy:

  • Tecnología // Seagate, la fabricante de discos duros, ha llegado a un pacto con Paramount, y venderá sus unidades con 20 películas de la productora. Aunque la idea es buena, aún se puede explotar más, creo yo. Ah, y es en Hollywood, claro. Como decía alguien, Spain is different.
  • Cine // La serie de TVE, Águila Roja, saltará a la gran pantalla. Me parece que nuestra cadena pública está haciendo algo bien con las series que no están sabiendo hacer otras cadenas. Bien por ellos.