¡Hop! Anda mira, una cuerda

23 05 2010

Sí, sí, mucho tiempo sin actualizar, lo sé… ya sabéis, exámenes y esas cosas. Pero estoy aficionándome mucho a ir al cine semanalmente, y eso me gusta, así que al menos las impresiones que me quedan me gusta compartirlas. Ni que sea de forma breve y escueta.

Esta vez le ha tocado el turno al tan mentado Prince of Persia (en español, Príncipe de las Persianas). Ya, no es un titulazo, pero che… no me ha disgustado. Quizá la trama es sencillota y tal, como suele ocurrir en estos casos. El chico, la chica, el malo, la trama de corrupción, la carrera de avestruces, el beso, la pelea final, “yo cambiaré el destino”, y todos contentos a casa sin haber derramado una gota de sangre (que es de Disney, no olvidemos). Pero hay una parte allá por la mitad de la película más o menos que me gustó especialmente, y es una estrepitosa crítica al sistema financiero que nos domina hoy en día. Estad atentos, lo dicen muy claramente y es muy constructiva.

Por lo demás… bueno. Parece que siempre hay una cuerda cuando hace falta, o una escalera de mano, o unos trapos en los que balancearse, o un ventanuco por el que colarse. ¿Recordáis Aladdin? Pues algo parecido, pero con más estilo, claro. Se ve que detrás de la coreografía circense está el conocido David Belle, especialista francés en parkour, ese “deporte urbano” que consiste en ir dando saltos por aquí y por allá. Con mucho mérito, ¿eh? Que yo no podría hacerlo y requiere una fuerza y agilidad alucinantes. Pero creo que en la peli se han pasado un poco. Había momentos en los que el personaje iba saltando de pared en pared solo por no ir en línea recta (lo que hubiera sido la solución fácil). Pero claro, es que es la adaptación de un videojuego, y cuando tenemos un mando en nuestras manos, ¿quién no va dándole al botón A para que el personaje vaya saltando en lugar de caminar como las personas civilizadas? Nadie. Claro.

Nada más destacable… los efectos son buenos (tampoco para tirar cohetes), la banda sonora es apropiada (toques españoles por ahí), y la chica no es tan guapa como la pintan (bueno, y él tiene cara un poco de tonto, no nos engañemos). Ni Ben Kingsley, que tan bien lo hace en el caso Slevin, hace que suba de nivel la cosa. Pero oye… que a mí me ha gustado. ¡Ah! Y una mención especial a la compañía con la que fui, que pasé muy buena tarde ^^.

Quizá merecería la pena esperar un poco más y hacer una película de aquel Prince of Persia en 2D…

En fin. ¿Qué será lo siguiente? ¿Buscaminas: la película? Os dejo con un vídeo instructivo sobre cómo podría ir la cosa…

Más ratos de hoy:

  • Lenguaje // Las ministras Bibiana Aído y Trinidad Jiménez han decidido que la expresión recién nacido es sexista, así que ahora hay que decir criatura. Realmente me pregunto si estarían borrachas cuando tomaron esa decisión, o si todo es una broma en plan “venga Trini, si total, nos queda nada en el poder…”. De cualquier manera, en unos años tendremos a alguien defendiendo los derechos de “las criaturas y los criaturos”. Y si no, al tiempo.
  • Metablog // A partir de ahora, en los “más ratos” del día, pondré un enlace a la noticia si es pertinente. El enlace estará en la etiqueta del rato (al principio, donde pone “Lenguaje //”).