Hipocresía de barrio

4 08 2010

El estanco de mi barrio tiene dos puertas, ambas de cristal. En una de ellas, desde que entró en vigor la ley que prohibía fumar en espacios públicos, hay un cartel que condena el severo recorte a la libertad que tal ley supone. En la otra hay un cartel que, en letras bien grandes, reza “prohibido fumar”.¿Alguien más se percata de la inconsistencia?

Anuncios